martes, 18 de septiembre de 2012

LA "COFRADÍA DEL SANTÍSIMO CRISTO DEL CALVARIO Y DE MARÍA SANTÍSIMA DE LOS DOLORES", ERIGIDA CANÓNICAMENTE EL 18 DE SEPTIEMBRE DE 1924


Como ya recordamos en el pasado mes de abril, en 1900 se lleva a cabo la unión de la Hermandad del Santísimo Cristo del Calvario con la Cofradía de la Virgen de los Dolores.
Tendrán que pasar 24 años más hasta que llegue un reconocimiento oficial de la Iglesia Diocesana. No será hasta el día 18 de septiembre de 1924, cuando el entonces Obispo de Badajoz, Don Ramón Pérez Rodríguez (1920-1930) erige canónicamente la "Cofradía del Santísimo Cristo del Calvario y de María Santísima de los Dolores". A partir de ese momento, nuestra Cofradía existe oficialmente como Asociación pública de la Iglesia.
Se cumplen hoy 88 años de aquel acontecimiento. Día de Acción de gracias y de compromiso.
Gracias sean dadas a Dios y a su Santísima Madre, porque durante estos  años muchos hombres y mujeres han sido testigos de su amor y de su misericordia en medio del mundo, siguiendo los caminos del evangelio en la Hermandad y en la Iglesia.
Quiera Dios también que esta celebración nos ayude a todos a retomar el compromiso de llevar a buen puerto aquellas notas distintivas que nuestros Estatutos piden ver reflejadas en los miembros de esta Hermandad:
Ser hombres y mujeres de vida honrada y cristiana, que nos preocupemos por:

-          Llevar una vida más perfecta y fomentarla.
-          Promover el culto público y la doctrina cristiana.
-          Realizar actividades de apostolado y evangelización, obras de piedad y de caridad, así como animar con espíritu cristiano el orden temporal.
-          Confesar la fe católica, acogiendo y proclamando la verdad sobre Cristo, sobre la Iglesia y sobre el hombre, en la obediencia al Magisterio de la Iglesia.
-          Todo ello, desde una adecuada formación humana y cristiana de los cofrades y desde el cumplimiento del precepto de la caridad.
Avanzaremos en la consecución de esas metas si nadie va por libre; si nadie busca su propio interés; si nadie quiere hacer su Hermandad contra los otros o sin lo otros; si todos sumamos nuestros esfuerzos; si todos construimos unidos; si abrimos las puertas y el corazón para que quepan todos; si juntos quitamos las piedras que la historia haya podido poner en el camino para allanar, con nuestras vidas, la presencia del Santísimo Cristo del Calvario y de la Santísima Virgen de los Dolores en medio de nuestro mundo, que espera, ansioso, un testimonio de unidad en el amor y en la caridad.


Es hora de mirar hacia adelante. Hora de que quienes sintamos a la Cofradía como propia, unamos nuestras fuerzas a todos los que, con buena voluntad y deseo de crecimiento como personas y como cristianos, quieran hacer posible una Hermandad donde no haya otro objetivo que alabar a Dios, venerar a la Virgen y servir a los hermanos.

Porque muchos queremos intentarlo unidos; porque muchos queremos construir las bases de un edificio donde puedan mirarse las futuras generaciones de cristianos y cofrades, nos felicitamos por este aniversario, que nos recuerda la necesidad de mirar siempre hacia Cristo, nuestro norte y nuestro horizonte.
Hermanos y hermanas cofrades, devotos todos del Santísimo Cristo del Calvario y de la Santísima Virgen de los Dolores, amigos todos: Feliz Aniversario.